¿Misma crema solar en el cuerpo y en la cara?

Podemos encontrar factores de protección solar que pueden utilizarse para el cuerpo y para el rostro pero lo ideal es usar uno para la cara y otro para el cuerpo. ¿Quieres saber por qué? Te lo explicamos:

Crema sola facial vs crema solar corporal

Si lo piensas un poco, en nuestra rutina de belleza utilizamos diferentes productos para diferentes zonas del cuerpo, como pueden ser manos, cara y pies, cada zona tiene unas necesidades y está expuesta de manera diferente a los agentes externos. Con los protectores solares sucede lo mismo.

La piel de nuestra cara es mucho más sensible que la del cuerpo y  es más propensa a sufrir los efectos de la exposición solar, quemándose, deshidratándose y presentando manchas y arrugas, e irritarse con más facilidad. Por ese motivo el protector solar facial debe contener un mayor grádo de protección en la cara.

¿En qué se diferencian? Diferentes tipos de activos

La principal diferencia que encontramos entre protectores solares faciales y corporales son los activos, los cuales suelen ser hipoalergénicos,  para evitar que al entrar en contacto con las mucosas nos provoque  picor  o irritación.

En el caso de  las cremas de protección solar faciales, como las Sun Protect de PFC Cosmetics, están formuladas con activos  hidratantes, antiedad o protectores de las emisiones de luz azul o pantallas electrónicas. Además, las cremas solares faciales suelen contenerse en  envases más pequeños y fáciles de llevar haciendo más cómodo su uso continuo a lo largo del día. Por último estaría la textura, más ligera y de fácil absorción.

En el caso de los protectores corporales incluyen activos refrescantes y calmantes y tienen una textura más densa debido a su alto contenido en aceites, motivo por el cual, en ningún caso debe usarse sobre el rostro, dado que puede provocar irritación. Además, la gran mayoría no contiene activos adicionales como las solares faciales y no previenen la aparición de manchas o arrugas propias del fotoenvejecimiento a no ser que se especifique.

Si quieres conseguir un bonito bronceado por todo el cuerpo debes saber que nuestra piel no se quema de forma uniforme, por ejemplo los brazos, el pecho y el abdomen cogen color más pronto que las piernas, por eso  es recomendable usar  protectores solares con distintos SPF para usar en áreas más sensibles y siempre adecuados a tu fototipo de piel para evitar daños en el ADN.

Por último, si tienes dudas en saber qué formato de crema solar facial es más efectivo, te recomendamos que leas el artículo: Protectores solares, qué elegir ¿crema, spray, barra o bruma?